La verdad sobre las vitaminas naturales y los suplementos vitamínicos. 

No comments yet

vitaminas

Por: Ximena
El conocimineto sobre los beneficios de las vitaminas para nuestro cuerpo es un tema que ha sido estudiado de forma muy extensa en los últimos años; y es por eso que este artículo quiero aprovecharlo para compartirles toda la información necesaria con respecto a estos nutrientes.
Gracias a los avances en la tecnología y las arduas investigaciones que buscan descubrir más sobre nuestra alimentación (un tema, que a pesar de ser parte esencial de nuestras vidas diarias, conocemos objetivamente muy poco). Estos avances han permitido un avance muy considerable en el ámbito de la alimentación.

Nutriologos y científicos durante años han buscado y analizado los componentes nutrimentales presentes en los alimentos con el fin de determinar cuál es la dieta perfecta para el ser humano. 
Naturalmente no hay una solución o respuesta corta o fácil para esta interrogante. El cuerpo humano trabaja de forma extremadamente precisa, y muchas de sus funciones aún son un misterio para los médicos y científicos; sin embargo el avance en el conocimiento de este tema es importante, y nos ha llevado a descubrir m muchos secretos que guarda nuestro organismo y de que forma utiliza los nutrimentos con lo que lo alimentamos, para mentaren todas las funciones vitales funcionando al puede la letra.
Nuestro organismo es un sistema sumamente complejo, y las substancias que requiere, obtenidas a partir de la alimentación, son esenciales para el buen funcionamiento.
Es muy lógico darnos cuenta que una mala alimentación va a derivar naturalmente en problemas y complicaciones en la salud
Lograr una alimentación más balanceada, y ofrecerle a nuestro cuerpo los nutrientes que necesita puede lograrse de forma 100% natural cuidando los alimentos que consumimos; pero muchas veces, el cuerpo requiere de algún nutrientes extra, o es difícil encontrar el aporte de este nutrimento con la dieta que consumimos.
Para este tipo de casos, existen los suplementos vitamínicos; que son productos que ofrecen el aporte de vitaminas que el cuerpo necesita, sintetizados y comercializados en cápsulas.
Existe el debate sobre si el aporte de los multivitamínicos tiene uña misma calidad que las vitaminas obtenidas de forma natural por medio de la alimentación; y es justo este el tema que me gustaría aclarar en este artículo, pero antes de llegar a eso, me gustaría empezar por entender primero perfectamente qué son las vitaminas y para qué nos sirven.

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son compuestos heterogéneos que no tienen ningún valor energético y no pueden ser sintetizadas por el organismo; lo que significa que lea única forma de obtenerlos es a través de la ingesta directa, o la alimentación.
Estos compuestos que llamamos vitaminas, son nutrientes imprescindibles para la vida al igual que las proteínas, los minerales y los carbohidratos. Las vitaminas funcionan como precursoras de coenzimas, que no son propiamente co enzimas y grupos prostéticos de las enzimas; esto significa que la molécula de vitamina, con un pequeño cambio en su estructura química, pasa a ser la molécula activa.
El cuerpo requiere de estas vitaminas para su buen funcionamiento, pero tanto la deficiencia como el exceso de estas pueden provocar severos problemas en la salud. Es por eso que es muy importante conocer cuáles son nuestras fuentes de vitaminas, cuánto es nuestro consumo, y hacer los ajustes necesarios a nuestra dieta para obtener todo su beneficio y gozar de una mucho mejor salud y calidad de vida.
Las vitaminas se pueden clasificar según su solubilidad: si lo solubles en agua (hidrosolobles) o si lo son en lípidos liposolubles. En los seres humanos hay 13 vitaminas que se clasifican en dos grupos: (9) hidrosolubles (8 del complejo B y la vitamina C) y 4 liposolubles (A, D, E y K).

Vitaminas Liposolubles

Las vitaminas liposolubles, A, D, E y K, se consumen junto con alimentos que contienen grasa.
Son las que se disuelven en grasas y aceites. Se almacenan en el hígado y en los tejidos grasos. Debido a que se pueden almacenar en la grasa del cuerpo no es necesario tomarlas todos los días por lo que es posible, tras un consumo suficiente, subsistir una época sin su aporte.
Si se consumen en exceso (más de 10 veces las cantidades recomendadas) pueden resultar tóxicas. Esto les puede ocurrir sobre todo a deportistas, que aunque mantienen una dieta equilibrada recurren a suplementos vitamínicos en dosis elevadas, con la idea de que así pueden aumentar su rendimiento físico. Esto es totalmente falso, así como la creencia de que los niños van a crecer más si toman más vitaminas de las necesarias.
Estas vitaminas no contienen nitrógeno, son solubles en grasa, y por tanto, son transportadas en la grasa de los alimentos que la contienen. Por otra parte, son bastante estables frente al calor (la vitamina C se degrada a 90º en oxalatos tóxicos). Se absorben en el intestino delgado con la grasa alimentaria y pueden almacenarse en el cuerpo en mayor o menor grado (no se excretan en la orina). Dada a la capacidad de almacenamiento que tienen estas vitaminas no se requiere una ingesta diaria.

Vitaminas Hidrosolubles

Las vitaminas hidrosolubles son aquellas que se disuelven en agua. Se trata de coenzimas o precursores de coenzimas, necesarias para muchas reacciones químicas del metabolismo.

Estas vitaminas contienen nitrógeno en su molécula (excepto la vitamina C) y no se almacenan en el organismo, a excepción de la vitamina B12, que lo hace de modo importante en el hígado. El exceso de vitaminas ingeridas se excreta en la orina, por lo cual se requiere una ingesta prácticamente diaria, ya que al no almacenarse se depende de la dieta. Por otro lado, estas vitaminas se disuelven en el agua de cocción de los alimentos con facilidad, por lo que resulta conveniente aprovechar esa agua para preparar caldos o sopas.
Ahora que sabes un poco más sobre los beneficios y usos de las vitaminas en nuestro organismo; así como su clasificación, me parece muy importante que ahora revisemos las dos formas en las que podemos obtener la dosis necesaria de vitaminas en la actualidad. Las vitaminas naturales y las vitaminas sintéticas son el objeto de estudio de esta nota; así es que vamos a ver un poco en que consiste la diferencia entre estas dos fuentes de vitaminas. La primera:

¿Qué son las vitaminas naturales?

Las vitaminas llamadas “naturales” son aquellas que se obtienen de forma directa de la naturaleza: El sol, las frutas y verduras, la carne, el pescado, las plantas, etc.
Se le llama vitaminas naturales a todas aquellas que obtenemos de nuestra dieta diaria y nuestros hábitos saludables. La actividad al aire libre es una forma de obtener vitaminas naturales, si lo hacemos bajo el sol.
Las vitaminas naturales se extraen directamente de la fuente natural que las contiene; se ingieren tal y como las da la naturaleza.
Una de los beneficios más importantes de las vitaminas naturales es que a partir del alimento que las contiene, además del micronutrientes, también aporta los elementos para actuar en sinergía que provocan que esta vitamina o micronutrients pueda ser aprovechado, y no sea eliminado o cause algún efecto negativo.
Las vitaminas naturales nunca son excesivas, pues el cuerpo tiene la capacidad de digerirlas y metabolizarlas en la medida que las necesita. Las vitaminas son transformadas según las necesidades del organismo, y las que no son necesarias se eliminan de forma natural.

vitaminas

¿Qué son las vitaminas sintéticas?

Se le llama vitaminas sintéticas a las que son fabricadas a partir de sustancias químicas en los laboratorios farmacéuticos. Estas vitaminas son creadas a semejanza de las estructuras y propiedades de las vitaminas naturales.
Estas vitaminas sintéticas son vendida por las farmacéuticas como suplementos alimenticios que puedes ayudar en caso de deficiencia de una varias vitaminas.
El problema con estos suplementos es  que al ser fabricados de forma sintética con productos químicos, no proceden directamente de su fuente natural. Se fabriuan imitando la estructura de las vitaminas naturales; y por esta razón, muchas vitaminas carecen de los transportadores y cofactores que son asociadas con las vitaminas naturales, ya que han sido aisladas en el laboratorio.
Las vitaminas, cuando se consumen de forma natural, tienen en paquete con otras vitaminas, enzimas y minerales que controlas la forma en que el cuerpo las reconoce, las metaboliza y les da el uso necesario.
Por el contrario, cuando las vitaminas son aisladas, no siempre pueden ser utilizadas por el cuerpo, y en consecuencia, estas se almacenan hasta que los nutrientes necesarios se obtienen o se crean, para así darles uso, o ser eliminadas de forma natural. Las vitaminas sintéticas también carecen de los minerales de rastreo necesarios y por esta razón deben usar las propias reservas minerales del cuerpo; lo cual podría derivar en deficiencias de minerales, un problema muy grave para la salud. El problema se vuelve más evidente cuando consideramos que más del 95% de los suplementos vitamínicos que encontramos en el mercado son de origen sintético.
Es aquí donde encontramos la respuesta a una pregunta muy común. ¿Es malo tomar muchas vitaminas?
Como los vimos más arriba, el exceso de vitaminas es eliminado o reservado para cuando existan los minerales necesarios para su utilización, por lo que no, no es malo consumir muchas; SIEMPRE Y CUANDO SEAN NATURALES, consumir vitaminas sintéticas de más, podría traer problemas a la salud, como lo explique más arriba, por ejemplo, con una deficiencia de minerales.
Sin embargo, esto no quiere decir que las vitaminas sintéticas o suplementos vitamínicos sean malos.
En el caso, por ejemplo, de la vitamina K, importantísima para la coagulación de la sangre y la formación de glóbulos rojos, la opción de suplementación no es que sea igual de beneficiosa que la que se pueda conseguir a través de la dieta, sino que aún va a ser más ventajosa.
Existen casos, como este en concreto, en el cual en la opción natural o herbal la vitamina está directamente ligada con la membrana de la planta y esto hace que la biodisponibilidad en el caso de la suplementación sea mayor.
Del mismo modo, gracias a la sintetización se logra que muchas vitaminas se puedan incorporar de manera sencilla y en la dosis adecuada en nuestra dieta diaria; de no ser así, en muchas ocasiones sería demasiado costoso o incluso inaccesible.
Las vitaminas son uno de los nutrientes más importantes para el cuerpo, ya que son las encargadas de regular funciones vitales tan imprescindibles como la formación de los tejidos, de células en sangre, regulación hormonal y de sustancias químicas para el sistema nervioso.

Tomar vitaminas a partir de los alimentos que comemos es lo ideal, pero en ocasiones es complicado llegar a las dosis que necesitamos y hay casos en concreto en que la suplementación vitamínica puede ser una buena solución

Es decir, son responsables directas de funciones importantísimas para nuestro cuerpo. Pero el problema es que la mayor parte de estos nutrientes no pueden ser elaborados por el propio organismo, de ahí que sea necesario incorporarlos de manera exterior, generalmente a través de la alimentación.
Siempre que consigamos ajustar la dosis vitamímica que requiere nuestro organismo, ya sea de modo natural (únicamente con la dieta) o través de suplementación adecuada, estaremos dotando a nuestro organismo de una parte importante de los nutrientes que necesita, y eso es lo más importante.

Hemos llegado casi al final de este artículo, pero antes de concluir, me gustaría mencionar a los suplementos multivitaminicos naturales.
Los suplementos naturales, son aliementos de los que hemos hablado extensamente en el blog de Patio Orgánico, no obstante, al estar tocando el tema de los multivitamínicos y suplementos alimenticios, es muy lógico mencionar a las llamadas “Superfoods”
Como vimos en este artículo, la mejor forma de obtener vitaminas es a través de la dieta, de forma natural, pero si existe alguna deficiencia, un suplemento vitamínico sintético puede ser una buena solución; sin embargo, la naturaleza, en toda su sabiduría nos provee de todo lo necesario. El problema es muchas veces la falta de información o de acceso a estos productos.
Existen alimentos naturales que pos su alto contenido nutrimento son considerado super alimentos, que puede dar el aporte necesario de vitaminas, minerales, proteínas,etc.  Que el cuerpo requiere, sin las desventajas que tienen los sintéticos
Espero que les haya gustado mucho este artículo, y sobre todo que les haya parecido interesante.
La buena alimentación es Las vitaminas son solo una parte del gran espectro de nuestra alimentación, sin embargo, entre más información tenemos, más valiosos resultan estos micro nutrientes, y por eso, conector su origen y función me ha parecido un buen tema para compartir con ustedes.
Su comentarios son bienvenidos como siempre, y yo les escribo la próxima semana.
Les mando un beso: Ximena <3

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *