Cómo el ejercicio y la alimentación afectan tu piel.

No comments yet

Cómo el ejercicio y la alimentación afectan tu piel.

Por: Susy
El cuidado de la piel es un tema que nos importa tanto a las mujeres como a los hombres. La piel es simplemente el órgano más grande del cuerpo humano. El cuidado de las piel es una situación que nos debe importar a todas las personas por igual, pues una piel bien cuidada no solo es significado de belleza, también habla de una mucho mejor salud en general, pues una piel sana es reflejo de buenos hábitos alimenticios, y buenos hábitos saludables en general.
Como lo he mencionado en otras ocaciones, en mis artículos pasados, en el blog de Patio Orgánico, a Ximena y a mi nos gusta tratar temas que vayan desde lo más específico a lo más amplio. Algunos de nuestros artículos tal vez solo sean interesantes para personas por ejemplo que sufren de diabetes, o personas que están empezando a hacer ejercicio. Pero también buscamos compartir información que pueda ser útil para la gran mayoría de las personas. Este artículo es uno de estos casos.

¿Qué necesita tu piel?

piel

Tu piel hace muchas cosas por ti sin que te des cuenta o sin que tengamos que hacer algo al respecto; y lo que pide para mantenerse saludable realmente es poco; más si lo comparamos con todas la funciones que la piel realiza: Pues no solo le da a nuestra apariencia belleza, también protege a los músculos de los agentes externos como el sol y el clima; y simplemente es un elemento fundamental de nuestro organismo.
Si bien, es poco lo que nuestra piel requiere que hagamos para mantenerla saludable, también es muy importante saber que la mala alimentación y la falta de ejercicio pueden afectar considerablemente la apariencia y disminuir la belleza de la piel. 
Al igual que todas las células del cuerpo humano, las células de la piel o epidermis se regeneran cada 28 días. Podría parecer lógico que con esta regeneración y la higiene regular,  nuestra piel va a lucir increíble; pero una mala alimentación, malos hábitos de descanso y la falta de ejercicio son factores que pueden perjudicar los mecanismos de regeneración de la piel, provocando afectaciones en su textura y aspecto.

¿Cómo mejorar el aspecto de tu piel con el ejercicio?

Antes de seguir hablando del tema de la alimentación, y los nutrientes que la piel necesita, me gustaría primero hablar sobre el ejercicio, pues creo que esto puede provocar más dudas o incertidumbre, y por lo tanto desviar un poco la atención de quienes estén leyendo esta nota.
Me gustaría explicar de que manera el ejercicio puede contribuir al cuidado y la belleza de la piel y también de que manera la puede perjudicar primero, para así poder dedicar el resto de la nota a los consejos de alimentación para lucir siempre una piel super bonita.

– Mejoras la circulación sanguínea

La gran ventaja del ejercicio, y la principal razón por la que la actividad física es muy buena para el cuidado de la piel, es debido a que contribuye a estimular la circulación sanguínea y el proceso de circulación en general. Esto provoca que la distribución y llegada de los nutrientes y el oxigeno a través de la sangre llegue a cada parte del cuerpo donde se necesita.
Una mayor oxigenación en el cuerpo va a provocar que en general te sientas mucho mejor, y eso se puede notar ya que el color de la piel mejora considerablemente, se puede sentir una textura más suave y más sana. Además, la buena oxigenación ayuda a prevenir el riesgo de sufrir enfermedades o problemas cutáneas.
Un dato que me parece muy útil es el siguiente: Cuanto más oxigeno circule en el cuerpo, tenemos más probabilidad de contrarrestar los efectos negativos que el envejecimiento provoca en la piel. Además, la buena oxigenación que tenemos después de hacer ejercicio contribuye a mantener la piel hidratada, y por lo tanto estarás previniendo la aparición de arrugas y otras marcas del envejecimiento que pueden aparecer en la piel. Otro de los beneficios de mantener una buena oxigenación en la sangre por medio del ejercicio realizado de forma constante es la buena distribución y metabolización de los nutrientes y elimina toxinas de forma más eficaz, que pueden ser las causantes de complicaciones mayores como las infecciones cutáneas; o simplemente un aspecto poco estético y que no luce sano.

– Exfoliación y tratamiento natural de la piel

piel

Mejorar la circulación sanguínea, y por lo tanto la oxigenación de todos el cuerpo es un gran beneficio y ventaja que le da el ejercicio a nuestra piel; pero este no es el único benéfico o forma en que el ejercicio te puede ayudar a tener una piel más bonita.
Al realizar ejercicio naturalmente tu cuerpo aumenta de temperatura, y para regularse la piel genera el sudor, que es la forma en que eliminamos las células muertas de la piel, que dan lugar a celular nuevas. Cuando sudamos eliminamos células muertas e impurezas, que al combinarse con un baño con agua templada al terminar, funcionan como el mejor exfoliante natural.
Esto es posible ya que al generarse la sudoración, los poros se destapan y permiten que las toxinas, células muertas y otras sustancias puedan ser eliminadas de la piel. Este proceso también puede ser muy útil para prevenir la aparición de acné o para reducir el problema. El ejercicio y un buen baño pueden ser el mejor exfoliante de piel.

– Tonificas y mejoras la elasticidad de la piel

El ejercicio es la actividad que nos pone en movimiento. Como Ximena lo menciono en el artículo de este martes, el cuerpo NECESITA estar en movimiento, pues así es su condición y así es como funciona. Hacer ejercicio con regularidad nos va a traer muchísimos benéficos a la salud, y particularmente para la piel, junto con. La alimentación y el descanso son los mejores cosméticos naturales.
El movimiento del ejercicio provoca que las estructuras que dan tonicidad y dan firmeza y elasticidad a nuestra piel se renueven y se fortalezcan, logrando así reducir o retrasar  considerablemente la aparición de arrugas, y el riesgo de una fiel flácida.
Estas estructuras que dan firmeza y tonicidad a la piel son el Colágeno y la elástica; los cuales por medio del ejercicio pueden ser renovados constantemente, logrando así tener una piel más firme, más elástica y otro punto importante: más resistentes a cambios, como el estiramiento que provoca subir de peso.
Combinando la estimulación de la circulación de la sangre, la exfoliación y la fuerza y tonificación que da el ejercicio a la piel, podemos empezar a ver la gran importanciaque los buenos hábitos saludables tienen en el cuerpo. El ejercicio brinda muchísimos benéficos a la salud y por lo tanto mejora en muchos niveles la calidad de vida. Ayudarte a mantener tu belleza y retrasar el envejecimiento de la piel es solamente uno de sus muchos poderes.

¿Cómo mejorar el aspecto de la piel?

piel

Como ya hemos visto, el ejercicio constante es una forma excelente para mantener la buena salud y belleza de nuestra piel y así retrasar el envejecimiento. Pero hay también otros aspectos muy importantes que hay que considerar, y que pueden ser determinantes en la salud y apariencia de nuestra piel durante los años.
La buena alimentación juega un papel clave en el funcionamiento de todo nuestro organismo. La alimentación c le da a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para llevar a cabo las funciones vitales que nos mantienen vivos, felices y activos.
La falta de vitaminas, minerales y otros nutrientes provocados por una mala alimentación; así como una alimentación muy baja en grasas puede tener un impacto negativo en la piel que puede traducirse en un mal aspecto o un aspecto poco sano de la misma.

¿Cómo la alimentación afecta la piel?

Los médicos y nutrióloigos insisten mucho en que la dieta debe ser balanceada e incluir alimentos de todos los grupos, y es precisamente por situaciones como esta, en que los
nutrientes liposolubles, como las vitaminas A, K, D y E y carotenoides pueden jugar un papel clave para mantener la buena salud y la buena apariencia de nuestra piel, y por lo tanto, una mala alimentación o
una alimentación poco balanceada puede afectar tu piel de forma considerable:
piel
La vitamina A se encuentra en los huevos, el hígado, los aguacates, las batatas y la calabaza y la falta de esta vitamina favorece la aparición de acné.
La vitamina K se encuentra en las yemas de huevo, los productos lácteos, el yogur, los aceites de pescado y las verduras de hoja verde. Un nivel bajo de vitamina K favorece la aparición de hematomas.
La vitamina E se encuentra en las espinacas, las acelgas, los tomates secos, las semillas de girasol, el germen de trigo, los aguacates y las almendras. Esta vitamina es la encargada de proporcionar a la piel un aspecto fresco y húmedo.
Los carotenoides son los pigmentos responsables del color rojo, amarillo y naranja de las frutas y verduras. Existen más de un total de 600, aunque el más conocido es el betacaroteno, que se encuentra en los pimientos y las zanahorias.

piel

Qué comer según el tipo de piel que tengas

Ahora que ya conoces cuáles son los principales nutristeis que pueden ayudar a mantener tu piel siempre bonita y con una textura envidiable, es hora de compartirte esta información que considero muy valioso.
Al saber lo que los nutristeis provocan en nuestro organismo, va a ser más fácil entender y poder balancear nuestra dieta. También me gustaría comentar, que el cuerpo humano es además de una máquina perfecta, muy sabio y de alguna manera puede indicarnos lo que necesita por medio del antojo. Por lo general cuando hay la carencia de algunos nutriste, eww cuerpo mismo nos pide algún alimento que contiene ese nutrientes, y se manifiesta con un extraño antojo y constante recuerdo de ese alimento en particular.
En el siguiente texto vas a encontrar, según el tipo de piel que tengas; cuáles son los alimentos que más te pueden ayudar a cuidar y conservar la belleza de la piel:
  • Piel grasosa.  Consume alimentos con fibra, panes integrales, cereales y frutas; así como los que tienen un efecto diurético: piña, espárragos, alcachofa. Estos te ayudarán a eliminar toxinas.
  • Evita la ingesta de embutidos, chocolates y dulces.

 

  • Piel seca.  Para mejorar su luminosidad y tono, debes potenciar principalmente la hidratación y nutrición de la misma, por lo que tienes que aumentar la cantidad de líquidos diarios ingeridos, así como de vitaminas antioxidantes.
  • Consume jugos de frutas o sopas frías de verduras, así como proteínas animales y vegetales, frutos secos y semillas.
  • Piel mixta y normal. Elimina de tu dieta aquellos agentes que perjudiquen la piel: la nicotina, cafeína y alcohol. Ya que son factores que aumentan la producción de radicales libres y como consecuencia, el envejecimiento.
  • Aumenta el consumo de vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos omega 3 y 6.
 Una mala alimentación no sólo perjudica tu salud, también afecta la apariencia de tu piel.  Cuida tu cuerpo de manera interna y externa.

Espero que mi nota esta semana les haya gustado. Me parece que el cuidado de la piel realmente es un tema que a todos nos importa, y no se trata de vanidad, ego o narcisismo, es un tema de salud. Querer tener una piel bonita, tersa, suave, puede parecer un producto de la vanidad, sin embargo no es más que uno de los efectos de tener una buena salud.
Me parece que este artículo hace muy evidente que mantener hábitos saludables va a beneficiarnos a ayudarnos a mejorar la salud de todo el cuerpo, más allá de la intención inicial de bajar algunos kilos, comer un poco más sano o simplemente por querer hacer un cambio.
Como siempre sus dudas son bienvenidas aquí y en la redes de patio Orgánico.
Nos vemos la próxima semana.
Les mando un Beso: Susy Stevans

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *