Consejos para planear tu alimentación y olvídate de las dietas.

No comments yet

alimentación

Consejos para planear tu alimentación y olvídate de las dietas.

Por: Ximena

No es ninguna novedad que en internet y distintos medios nos encontremos con cierta constancia consejos y dietas que nos prometen bajar de peso, de maneras muy atractivas que pueden llegar a ser casi irresistibles irresistibles.

Nos enfrentamos a una época en la que la información real y que nos aporta valor debe ser elegida con mucha minuciosidad, ya que entre muchos medios de información o marcas existe una autentica guerra por mantenerse relevantes y en el interés de las personas.
Esto puede llevar a prácticas poco éticas o plagadas de desinformación que pueden resultar muy peligrosas para los usuarios o consumidores, cuando estamos desprevenidos.
Este es el caso de las dietas y consejos milagrosos que nos prometen perder peso en muy poco tiempo y con la mínima cantidad de esfuerzo.
Logicamente esto es una premisa muy atractiva para miles de personas, que deben organizar con cuidado las horas de su semana para poder cumplir con las responsabilidades del trabajo, la vida social y a la par mantener buenos hábitos de alimentación y salud.
Para una persona que trabaja de lunes a viernes y además tiene otras responsabilidades, como cuidar a sus hijos, ir al gimnasio, o cualquier actividad extra que realice, realmente las horas libres que restan a la semana son muy pocas y absolutamente valen oro. En estos casos y estilos de vida, cuando algún consejo o un producto nos ofrece ahorrar tiempo o lograr algo que normalmente hacemos en menos tiempo, naturalmente nos llama la atención o nos atrae; por eso, debemos ser muy cuidadosos con consejos de ese tipo, especialmente en temas que tienen que ver con nuestra salud como la alimentación o el ejercicio.
Afortunadamente, identificar las dietas o consejos, que a pesar de que nos prometan maravillas pueden resultar riesgosas para tu salud, son muy fáciles de notar y de identificar.
alimentación
Todas aquellas dietas que nos prometen perder peso en muy poco tiempo y sin esfuerzo prenden el primer foco rojo; pues sin esfuerzo es imposible conseguir cualquier cosa. Luego, aquellas dietas que a través de la eliminación de un grupo de alimentos como las grasas o los carbohidratos, nos prometen perder peso de forma muy rápida, prenden otro foco rojo, y uno muy importante.
Estas dietas son muy riesgosas y también son muy comunes; por eso es importante saber bien por qué razón este tipo de dietas no son efectivas y cuáles son los daños que nos pueden provocar ya sea a corto o largo plazo. Es muy importante que pongas mucha atención a todas aquellas dietas o consejos de alimentación en los que se elimina uno o varios grupos de alimentos con el fin de perder peso de forma rápida.
Vamos a ver en qué consisten estas dietas y cuales son todos los problemas que un cambio así en la alimentación implica.

El riesgo de las “dietas extremas”

El tipo de dietas que prometen bajar de peso o perder varios kilos en poco tiempo al eliminar grupos alimenticios como los carbohidratos y las grasas tienen un problema en común que es fundamental.
alimentaciónLo primero que debemos saber es que perder peso y adelgazar no son la misma cosa. Este es el principio del problema. Estas dietas, que pueden+ ser consideradas dietas extremas nos prometen perder peso pero no adelgazar o mejorar tu figura, y esto es por que no son capaces de lograr tal cosa.
Nuestro cuerpo es una máquina perfecta que busca principalmente nuestra supervivencia y bienestar. Cuando realizamos un cambio brusco en nuestra alimentación, como el de eliminar por completo las grasas o los carbohidratos, aunque sea solo por un tiempo, provocamos que nuestro cuerpo recurra a las reservas en el organismo de determinados nutrientes debido a su carencia en la alimentación. Esto puede llevar a que en poco tiempo perdamos peso, incluso algunos kilos como muchas veces lo prometen; pero esto no significa que vayamos a adelgazar.
Los cambios agresivos o bruscos en nuestros hábitos de alimentación pueden afectar el metabolismo, llegando incluso a modificarlo por completo. Volviendo a lo que hablábamos en el párrafo de arriba, cuando nuestro cuerpo requiere de un nutriejnte que no obtiene a través de la alimentación, al usar reservas del organismo no obtiene el 100% del nutriente necesario para su correcta función; y el cuerpo sigue necesitando ese nutriente.
El perder peso a través de estas técnicas en las que la dieta o “plan de alimentación” trabaja en contra de las funciones naturales del cuerpo no va a ayudar a adelgazar, si no a perder peso y moldear el cuerpo de forma extraña; siempre con la posibilidad de recuperar el peso o incluso aumentarlo por el conocido efecto de “rebote”.
Eliminar de golpe un grupo de alimentos o un tipo de nutrientes esenciales, que es lo que proponen la mayoría de estas “dietas extremas”, puede tener muchas consecuencias, casi siempre negativas y que afectan nuestra salud.
Como vimos, un cambio brusco en la alimentación provoca un cambio en el metabolismo, lo cual puede provocar:
  • Que tus defensas bajen.
El eliminar un grupo de alimentos significa eliminar nutrientes, y esto necesariamente provoca efectos secundarios que afectan nuestra salud.
Cuando no consumes las suficientes vitaminas y minerales, en las porciones diarias recomendadas, el cuerpo empieza a consumir antibióticos naturales para compensar la falta de estos minerales esenciales, provocando que el sistema inmune se debilite, y por lo tanto sea más fácil contraer enfermedades.
Cuando una persona cambia sus hábitos de alimentación de forma repentina, ya sea por que la nueva dieta es carente de todos los nutrientes necesarios, o por que la calidad de los alimentos no ofrece el aporte necesario de nutrientes; es común que esa persona se enferme al poco tiempo, debido a la baja de defensas que pueden provocar estos cambios. Una gripe fuerte e incluso fiebre son enfermedades que son fáciles de tratar y no corresponden un riesgo mayor, pero al debilitar nuestro sistema inmunologico nos volvemos propensos no solo a estas si no a todo tipo de enfermedades.
  • Que bajen tus niveles de energía.
Además de la baja en las defensas del cuerpo, el segundo síntoma más común y notorio de las dietas que quitan alimentos y nutrientes importantes es la perdida de energía, el cansancio y la debilidad que se sienten de forma casi inmediata.
El sentirte cansado y sin energía en sin duda un síntoma de que tu dieta o plan de alimentación no esta funcionando. Si te sientes agotado durante el d´ñia lo más probable es que tu cuerpo no tenga la energía suficiente para cumplir con todas las labores con las que debe cumplir de forma independiente, más toda tu actividad del día.
Una dieta o plan de alimentación que te ayuda a adelgazar va a incluir los alimentos que te den la energía necesaria para que tú y tu metabolismo puedan cumplir con sus funciones diarias.
Una dieta completa y balanceada va a provocarte una mejor apariencia física, no solo en la piel y el cabello, pues la energía y los noveles de nutrición adecuados para tu cuerpo hacen que te sientas bien en todos los sentidos. Una dieta que te priva de alimentos y nutrientes esenciales para perder peso rápidamente va a hacerte sentir cansado, y posiblemente con un humor negativo; además al no recibir los nutrientes necesarios, nuestro aspecto físico también se puede ver afectado, pues la piel y el cabello pierden su brillo y su vitalidad.
Estos son solo lo primeros síntomas de la mala nutrición y los más evidentes. Pero a la larga es una situación que puede complicarse bastante; especialmente si seguimos estas dietas constantemente o por largos periodos de tiempo.
Adelgazar para lograr la figura que deseas o solamente para tener un estilo de vida más saludable, siempre es mejor una dieta que te ofrezca alimentos de todos los grupos alimenticios y todos los nutrientes necesarios, incluyendo grasas, proteínas y carbohidratos, para que así el cuerpo de forma natural pueda trabajar, y la grasa extra almacenada en el cuerpo se elimine naturalmente. Complementado con el ejercicio lograr una figura de revista no es algo imposible, se trata 100% sobre la constancia, y en ningún caso así se ha logrado gracias a un producto milagroso o una dieta extrema de una semana o basada en sólo una fruta.

Dietas vs Plan de Alimentación

A diferencia de las dietas, un plan de alimentación consiste buen una rutina a largo plazo, pero con resultados realmente efectivos y permanentes.
Parece lógico pensar que la manera en que nuestro cuerpo va reaccionar positivamente cuando trabajamos en favor de sus necesidades (las cuales son pocas en comparación a todo lo que realiza por si solo) especialmente cuando hablamos de la alimentación. No obstante, como lo platicamos al principio de esta nota, la publicidad y las precisas del tipo ”EN SOLO UNA SEMANA!!!” pueden llegar a ser muy llamativas y en otros casos podemos contar con la recomendación explicita de un amigo o conocido; que casi siempre se encuentra en la etapa inicial del proceso y aún no ha experimentado los efectos completos de la dieta, o producto milagroso en cuestión.
Así, me siento en la necesidad de poner mi granito de arena y a través de este blog recomendar a nuestros lectores darle siempre prioridad a los planes de alimentación que favorecen los procesos naturales del organismo.
La principal diferencia entre una dieta y un plan de alimentación, es que una dieta es un cambio eventual y con un límite de tiempo. A veces son dietas de una o dos semanas, dietas de un mes, incluso llegan a haber dietas de medio año; sin embargo siempre las hacemos con la idea de que es solo por un tiempo, que nos va a ayudar a cumplir nuestros objetivos y después podemos dejarla.
Un plan de alimentación no se realiza con una fecha final en mente. Un plan de alimentación es el inicio y la manera en que podemos dejar atrás malos hábitos de salud y acostumbrarnos a un estilo de vida y de alimentación saludable. Los planes de alimentación no buscan una meta concreta a corto plazo, si no un cambio en el estilo de vida, por medio de una alimentación completa, balanceada y saludable, incluyendo todos los aspectos necesarios que constituyen una buena nutrición para nuestro organismo.
Volviendo al tema del principio, el tiempo es un factor muy importante, y siempre el hecho de escuchar que algo va a durar solo unas semanas o cierta cantidad de tiempo va a ser más atractivo que un plan que pretende modificar hábitos personales. Por esa (y muchas otras razones) escuchamos de muchas más personas que dicen haber realizado una dieta o nos la recomiendan en vez de recomendar un plan de alimentación saludable que realmente provoque un cambio en tu estilo de vida y que el beneficio de este cambio sea único y definitivo.
Esto quiere decir que un plan de alimentación es un cambio que realizas una vez, y con constancia puedes hacer de ese plan saludable un hábito y dejar atrás la comida chatarra y los alimentos poco saludables en el pasado; y a través de nuevos hábitos saludables de alimentación lograr cualquier meta con respecto a tu peso y tu figura.
Una dieta o un producto milagroso en apariencia pueden ser más atractivos que un plan de alimentación, pero al final, un cambio en la alimentación por unos meses no va a sustituir un cambio de hábitos y la adopción de un plan alimenticio saludable que incluye todos los grupos de alimentos y el aporte necesario de nutrientes para que el cuerpo pueda cumplir con todas sus funciones. Esta es la manera correcta para adelgazar o moldear tu figura, trabajando a la par con tu organismo. Definitivamente esos consejos donde terminas muriendo de hambre y sientiendote mal durante el tiempo que dura la “dieta” no van ser realmente de mucha ayuda.
Mi consejo es: Busca un plante  alimentación que se adapte mejor a tus posibilidades y gusto, y poco a poco empieza a realizar ese cambio. Te vas a dar cuenta de todos los beneficios que una alimentación saludable te da desde los primeros días. Vas a darte cuenta que hacer un cambio definitivo a una mejor alimentación definitivamente es mejor, más saludable, y tu cuerpo lo va a reconocer.
Los quiere: Ximena <3

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *