Los mejores consejos de alimentación que me dio mi mamá

No comments yet

Los mejores  consejos de alimentación que me dio mi mamá

 

Por: Ximena

Para muchas personas, vivir una vida saludable puede significar llevar una vida de tortura autoinflingida. Los modelos que vemos en revistas y medios pueden hacernos pensar que iniciar una vida más saludable es una meta inalcanzable.
Antes de ponernos a pensar en todo el trabajo que lograr un cuerpo así requiere, debemos pensar en qué es bueno para nosotros. Más que buscar tener un cuerpo de revista, debemos tener siempre en la mente que nuestro cuerpo es un templo; que de nuestro cuerpo depende la calidad de nuestra vida en muchos aspectos, y que es una máquina viviente, por lo tanto debemos cuidarlo.
Es muy común, debido a nuestra sociedad y cultura, buscar soluciones milagrosas. Una pastilla o un alimento que solucione nuestros problemas de salud en la primera toma y nos garantice vivir largo y próspero. Es lógico, pues el agitado ritmo de vida actual, especialmente en la ciudades grandes, dificulta la decisión de cambiar los hábitos que llevamos años formando por hábitos que nos lleven a iniciar una vida más saludable. No se trata de vanidad, si no de mejorar tu salud
Nuestro cuerpo es una organismo tan avanzado que no necesitamos hacer cosas fuera de lo común para tener una vida más saludable; lo que nuestro cuerpo necesita son acciones fundamentales, como la alimentación, la actividad y el descanso. El problema es que por más elementales que sean, muchas veces optamos por soluciones rápidas pero no tan saludables, y en otras ocasiones no nos queda más opción.
Es por eso que nos hemos dado a la tarea de reunir una serie de actividades y consejos que te ayudarán a iniciar una vida más saludable esta semana. Estos consejos no requerirán cambios drásticos en tu vida, gastar grandes cantidades de dinero ni nada de eso. Son simples cambios en tu día a día que puedes iniciar esta semana, y que al cabo de poco tiempo se volverán hábitos muy benéficos para tu cuerpo y tu salud.

Los mejores consejos de alimentación que me dio mi mamá

1-. Elige esta semana como la semana del cambio a una vida más saludable
El problema con los malos hábitos en la alimentación, el descanso, etc. es que son parte ya de nuestra vida, y desde un punto de vista psicológico puede parecer difícil modificar esos hábitos. Si tu eres como yo, necesitas tomar la decisión de golpe. Aunque tu cambio de hábitos vaya a irse modificando poco a poco hacia una vida más saludable, tu mentalidad debe estar preparada desde el principio.
Por eso lo ideal es elegir ésta semana para iniciar estos cambios.
Lo mejor que puedes hacer al iniciar esta nueva búsqueda para una vida más saludable, es marcar la pauta de inicio teniendo plena conciencia de donde nos encontramos actualmente.
Muchas veces hasta que no vemos la imagen completa no podemos ver la magnitud del problema.
No importa, lo importante es que ya has decidido realizar un cambio a una vida más saludable y a partir de esta semana, todos tus esfuerzos, ya sean grandes o chicos, serán en beneficio de tu salud y tu bienestar.
Por eso te recomendamos tomarte algunas medidas:
Por supuesto, la primera recomendación es visitar a un médico, de preferencia nutriólogo que pueda ayudarte a determinar tu peso y talla ideal. Sin embargo, lo que buscamos es realizar cambios esta misma semana, y medir tu peso y tamaño es una excelente forma para iniciar, sabiendo qué tan saludable te encuentras.
– Deberás medir la circunferencia total de tu cintura. Una cintura muy amplia puede significar un problema de exceso de grasa. Para los hombres es ideal contar con una cintura de menos de 100 cm de circunferencia. Y para las mujeres, lo ideal es una circunferencia de menos de 90 cm.
– Calcula tu índice de masa corporal. Puedes determinarlo con tu peso y altura en cualquier calculadora en línea. Te dejamos aquí en enlace a una para que obtengas tu cálculo de IMC. Este número te puede indicar si te enuentras dentro de un peso saludable.
2- Haz un plan de alimentación saludable con tus comidas favoritas
Este plan semanal es muy útil para cuando no estamos acostumbrados a llevar una dieta saludable. Es ideal iniciar una vida más saludable esta semana.
Este plan de alimentación nos va a beneficiar de muchas formas. Muchas veces el problema de la mala alimentación puede descender hasta la falta de tiempo. La comida rápida o procesada tiene muchas comodidades pues generalmente es barata, lo podemos conseguir en cualquier lado, viene preparado para su consumo, etc. Es ideal para “calmar el hambre” El problema empieza cuando estos “snacks” se convierten en un hábito y se vuelven más presentes en nuestra alimentación. Esto puede desencadenar miles de enfermedades y complicaciones; que de otra manera se podrían prevenir con sencillos cambios que no afectarán tu vida diaria.
Al contar con un plan alimenticio saludable semanal, estamos minimizando las posibilidades de recurrir a comida chatarra. Consumimos este tipo de productos por que muchas es lo que hay a la ano o no se nos ocurre que más comer.
Con un plan alimenticio, todos los días sabes qué vas a comer. Tus comidas del día estarán organizadas y pensadas en una alimentación más saludable. El simple factor de tener un plan de alimentación semanal, puede ser un motivador suficientemente bueno para ayudarnos a mejorar nuestra dieta. Además, tener un plan de alimentación te ayudará a tener más organización en tus compras para la comida.
– Un aspecto muy importante a la hora de realizar nuestro plan alimenticio es el de comer con consciencia. Comer con consciencia significa enfocarte y prestar más atención en la manera en la que comes.
– Comer con consciencia es prestar atención a la apariencia, sabor, texturas y temperatura de la comida. Olvidarte de los aparatos electrónicos y no solo comer para satisfacer el hambre, si no realmente concentrarte en cada bocado.
– Entre 20 y 30 minutos es el tiempo ideal para comer. Sin contar la sobremesa, es importante tomarte tu tiempo para, para así disfrutar más la comida, y menor comer por comer. Al comer con consciencia te será más fácil cumplir tu objetivo de alimentación y disfrutarás más los alimentos.
3-. Toma más agua
Tomar agua es una regla esencial y algo lógico, pues nuestro cuerpo se constituye principalmente de agua, y estar hidratado es vital para la salud. Sin embargo, es irónico que por sencillo que parezca, que no tomar suficiente agua es uno de los problemas más comunes asociados a complicaciones de la salud. Es un hecho que estar bien hidratado es esencial para iniciar una vida más saludable.
La recomendación es tomar de 8 a 13 vasos de agua todos los días.
El estar deshidratado puede manifestarse en complicaciones que no solo afectan tu salud, si no tu bienestar en general. Tener dolores de cabeza, sentirte cansado y sin energía por las tardes pueden ser signos muy claros de que tu cuerpo no esta recibiendo el líquido que necesita. Muchas veces, cuando dormimos durante muchas horas, después de despertarnos nos seguimos sintiendo cansados. Esto no significa que dormir mucho te dá más sueño, significa que estás deshidradato; y casi siempre un vaso de agua puede solucionarlo.
– Recuerda que lo ideal es tomar entre 8 a 13 vasos de agua todos los días para iniciar una vida más saludable
– Las bebidas como las aguas saborizadas, el té, el café, etc. pueden contar para la cantidad de agua diaria que debes tomar.
– Sin embargo, debes tomar en cuenta que estas bebidas generalmente contienen azúcar, lo cuál debe diluirse en agua, con una proporción de 1:1
– Consumir alcohol de forma excesiva, entre los muchos efectos negativos que implica, se incluye el sobrepeso, pues el alcohol solo proporciona calorías y ningún tipo de nutrición.
4-. Haz de la moderación un hábito
Como mencionaba al principio de este artículo, la idea no es dar un giro de 360° a tu vida, pero tu mentalidad totalmente enfocada en el resultado que quieres lograr eventualmente: Una vida más saludable.
La pregunta aquí es cómo lograr un cambio tan importante y que requiere tanto esfuerzo como la moderación, en una semana. Es hábito debe irse formando poco a poco, pero nuevamente, si nuestra mentalidad esta fija en el objetivo, los cambios que podemos lograr en una semana son muy importantes.
La regla de 80 y 20 sugiere que el 80% debes elegir actividades que fomenten una vida más saludable. El 20% del tiempo puedes decidir realizar algo no tan saludable si así lo deseas. Puede ser comer un postre, dormir en vez de ir al gimnasio, etc. No se trata de limitarte ni hacer dietas. Solo es cuestión de moderación, y esa es la clave para iniciar una vida más saludable.
Tu mente debe entender la moderación como la forma correcta de suplir todas tus necesidades. Llevar una dieta balanceada requiere conocimiento de las porciones nutrimentales de cada alimento, pero el comer saludablemente puede ser cuestión de sentido común. Una ensalada que corresponde a 3 porciones, llena de adedrezos, y toppings puede ser excesivo para una comida. Insisto en que no se trata de hacer una dieta, se trata de moderación y para  avanzar en el camino a iniciar una vida más saludable esta semana usar la moderación con la regla 80% y 20% es una excelente forma para empezar y hacer de la buena alimentación un hábito.
5-. Empieza a manejar mejor el estrés
El estrés puede estar presente en todos lados si sabes hacia donde voltear. Esto significa, que el estrés es un estado de la mente, difícil de controlar, ya que puede desatarse facilemente. Frecuentemente el estrés crónico se deja pasar como algo normal, y es muy común entre las personas. El estrés prolongado, aunque sea leve puede provocar estragos y complicaciones en la salud, inhibiendo tu proceso para llevar una vida más saludable.
El estrés puede provocar desde dolores de cabeza, hasta fatiga crónica y complicaciones cardiacas. Por no mencionar que se trata de una perturbación que afecta directamente al sistema nervioso.
Existen muchas actividades que pueden ayudar a mitigar el estrés y liberar la ansiedad. Escuchar música puede ser la solución perfecta para algunas personas, platicar con un amigo o familiar puede ser también lo ideal. La meditación y el yoga han ayudado a millones de personas a liberarse de problemas como el estrés y la ansiedad, sin embargo hay veces que incluso un baño caliente y cenar bien te puede ayudar.
Decir que el estrés es un estado de la mente sugiere que puede controlarse, por lo tanto, cambiar nuestro contexto a uno más tranquilo, buscar cosas que nos hagan sentir agusto y tratar de “salir de la caja” para no dejarnos llevar por el estrés que puede implicar la vida laborar o la vida diaria en general.
Dormir no solo es la forma de recuperar energías, también es la forma en que tu cuerpo se rejuvenece y cuando se repara a nivel celular. Sentirte descansado al despertar y durante el día es una señal de buena salud. Las complicaciones del sueño como el insomnio recurrente o la somnolencia durante el día generalmente son reflejos decaimientos de la salud del sueño, pero también pueden ser indicadores de complicaciones más severas.
Lo ideal para tu cuerpo es dormir todos los días entre 7 y nueve horas. La hora del día durante la que duermes sí afecta, especialmente cuando nuestro cuerpo esta acostumbrando a un horario. Si lo modificamos puede ser que no alcancemos los niveles de sueño profundo que el cuerpo requiere y no descansemos igual que si duermiéramos a la hora a la que estamos acostumbrados.
Existen muchas técnicas para lograr que el sueño sea reparador, pero si lo que buscamos es empezar esta semana, el pequeño cambio que podemos realizar en favor de iniciar una vida más saludable, es apagar todos lo equipos electrónicos una hora antes de ir a la cama. No dormir viendo la televisión ni la computadora o celular. Esto es por que las emisiones de luz de los aparatos electrónicos alertan nuestra vista y nuestra mente, haciendo que sea más dificil relajarnos para dormir profundamente. Hay que buscar un cuarto con una temperatura agradable, sin luces ni ruido para dormir mejor.
Estos consejos son sencillos cambios que puedes realizar esta semana misma. No complicarán mucho tu vida ni representan un gran cambio a tus actividades diarias, pero el cambio que potencialmente estas realizando por tu salud y por una vida más saludable es muy significativo.
Estos pequeños cambios pueden traducirse en el inicio de una vida saludable, donde la buena alimentación, el ejercicio y el descanso forman parte del día a día. Sabemos que estos cambios no ocurren de la noche a la mañana, tampoco existe una píldora o producto que mágicamente mejore nuestra salud definitivamente, pero en algún momento debemos empezar y esta semana es tan buena como cualquier otra.
Si tienes algún consejo que quieras compartir para lograr una vida más saludable esta semana, escríbelo en la sección de comentarios.
¡Coméntanos qué te parecieron estos consejos y qué agregarías!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *